5 Consejos para correr para combatir el calor del verano

Es esa época del año de nuevo : los días son largos, la humedad es alta y la temperatura es cálida. ¡Asegúrate de seguir estos cinco consejos para correr para combatir el calor del verano!

Deténgase y tómese un descanso de vez en cuando

Si está tratando de combatir el calor, es importante detenerse y tomar un descanso de vez en cuando. Detenerse lo ayudará a enfriarse y a que su sangre fluya nuevamente.

Cuando corres en el calor, es importante beber mucha agua y evitar la deshidratación. Beber agua también te ayudará a mantenerte hidratado y a concentrarte en correr.

Por último, asegúrese de usar protector solar y gafas de sol cuando corra en el calor. El protector solar protegerá su piel de los rayos dañinos del sol, y las gafas de sol ayudarán a proteger sus ojos del resplandor del sol.

Aumente su kilometraje gradualmente

Cuando las temperaturas comienzan a subir, muchas personas comienzan a sentir los efectos. El calor puede hacer que sea menos capaz de hacer ejercicio y puede hacer que sea más difícil seguir su rutina regular de carrera.

Una forma de combatir el calor y mantener una rutina de carrera constante es aumentar el kilometraje gradualmente. Comience por aumentar su kilometraje en 1 milla cada semana durante las primeras cuatro semanas del verano. Esto te ayudará a acostumbrarte a correr en el calor y a asegurarte de que estás sacando el máximo provecho de tus entrenamientos.

Si descubres que tienes dificultades para seguir tu rutina de carrera durante el clima caluroso, intenta incorporar una rutina de enfriamiento en tus entrenamientos. Esto ayudará a reducir la intensidad del entrenamiento y lo hará más cómodo para usted.

En general, mantener una rutina de carrera constante durante el clima caluroso es clave para combatir el calor y mantenerse saludable y en forma.

Hidrátate constantemente

El verano puede ser un momento difícil para mantenerse hidratado. El calor puede causar deshidratación, lo que puede provocar fatiga, mareos y dolores de cabeza. Para evitar estos síntomas, asegúrese de beber mucha agua durante todo el día.

Otra forma de combatir el calor es hacer ejercicio con regularidad. Correr es una excelente manera de mantenerse fresco e hidratado. También ayuda a mejorar su salud cardiovascular. Y si sientes mucho calor, prueba a nadar o andar en bicicleta.

Encuentra un lugar con sombra para correr

Cuando las temperaturas comienzan a subir en verano, todos comienzan a sentir el calor. Desafortunadamente, correr en el calor puede ser realmente peligroso.

Para evitar el calor excesivo y el riesgo de insolación, es importante encontrar un lugar con sombra para correr. De esta manera, puedes mantenerte fresco y evitar sudar demasiado.

Otro consejo para combatir el calor del verano es beber muchos líquidos. Mantenerse hidratado le ayudará a evitar que se sienta sediento y enfermo, y también le ayudará a evitar deshidratarse.

Por último, pero no menos importante, asegúrese de usar protector solar y sombreros cuando corra al sol. El protector solar protegerá su piel de las quemaduras, mientras que los sombreros mantendrán su cabeza fresca y protegida de los rayos del sol.

Enfríe adecuadamente después de correr

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para combatir el calor es enfriarte adecuadamente después de correr. Cuando corres en el calor, la temperatura de tu cuerpo aumenta rápidamente. Esto puede hacer que se sobrecaliente y se sienta incómodo.

Para refrescarse, tómese unos minutos para beber mucha agua y / o jugo, descanse unos minutos y luego camine o siéntese en un lugar fresco. También puedes intentar usar una toalla o vapor refrescante para ayudarte a refrescarte rápidamente. Si sientes mucho calor, entra y date una ducha o un baño.

Recuerde: Siempre que corra en el calor, asegúrese de enfriarse adecuadamente después bebiendo muchos líquidos y descansando durante unos minutos.

¡BEBE!

Para combatir el calor del verano, asegúrese de beber muchos líquidos. El agua, el té helado y los refrescos son buenas fuentes de hidratación. Cuando hace calor afuera, su cuerpo producirá más sudor, lo que puede hacerlo más susceptible a la deshidratación.

Además, manténgase alejado de las carreteras si puede. Correr en el calor no solo es peligroso, sino que también te quita mucha energía. Si puede, trate de caminar o andar en bicicleta cuando hace calor.

Finalmente, vístete apropiadamente para el clima. Asegúrese de usar protector solar y sombreros si va a estar al aire libre durante largos períodos de tiempo. Y no se olvide de su aire acondicionado! Cuanto más caliente esté afuera, más duro funcionará su aire acondicionado para mantenerlo fresco.

Tomar descansos

Cuando el clima comienza a calentarse, puede ser difícil evitar la fiebre de la cabina. Pero hay maneras de combatir el calor y mantenerse saludable mientras corres.

Una forma de combatir el calor es tomar descansos regulares. Cuando te calientas, tu cuerpo libera adrenalina que puede hacerte sentir con energía, pero también aumentar tu frecuencia cardíaca. Tomarse unos minutos cada hora para detenerse y descansar le ayudará a evitar que se sienta abrumado y le dará tiempo a su cuerpo para que se enfríe.

Otro consejo para combatir el calor es beber mucha agua. La deshidratación puede hacerlo más susceptible a los golpes de calor, y la sudoración excesiva puede causar incomodidad y fatiga. Manténgase hidratado bebiendo al menos ocho vasos de agua al día, tanto antes como después de los entrenamientos.

Por último, asegúrese de vestirse adecuadamente para el clima. La sudoración se producirá más rápidamente si usas algo pesado y restrictivo, como un abrigo o un suéter pesado. En su lugar, opta por algo ligero y aireado que permita que tu cuerpo respire libremente.

Asegúrate de correr con el atuendo adecuado

Cuando el calor del verano comienza a pasar factura, puede ser difícil resistir la tentación de golpear el pavimento. Pero antes de hacerlo, asegúrate de llevar el atuendo adecuado.

Correr con ropa demasiado delgada o ajustada no solo es incómodo, sino que también puede provocar un mal funcionamiento del vestuario. Cuando corres con ropa fina, tu cuerpo se moverá más rápido que si corres con ropa cómoda y que te quede bien. Esto hará que se sobrecaliente y se deshidrate más rápido. Además, correr con ropa ajustada puede provocar rozaduras dolorosas e irritación de la piel.

Para evitar estos problemas, asegúrese de elegir ropa holgada que cubra todo su cuerpo. Además, asegúrese de aplicar protector solar y vestirse adecuadamente para las condiciones climáticas. Si corres en climas cálidos, lleva una botella de agua para que puedas mantenerte hidratado. Y, por último, da algunos pasos lentos y fáciles al correr para no sobrecalentarte ni lesionarte.

Evitar el calor del día

Para evitar los riesgos de sobrecalentamiento y otras lesiones relacionadas con el calor, es importante evitar correr en el calor del día.

Correr en el calor del día es una actividad particularmente peligrosa porque hace que el cuerpo produzca más sudor. Este sudor puede aumentar el riesgo de deshidratación y golpe de calor.

En lugar de correr en el calor del día, intente correr de noche o durante las horas más frías. Esto permitirá que su cuerpo se enfríe más rápidamente, lo que reducirá el riesgo de lesionarse con el calor.

La hidratación es clave

A medida que las temperaturas comienzan a subir, también lo hace el deseo de salir al aire libre y hacer ejercicio. Sin embargo, correr en el calor puede ser difícil. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a combatir el calor del verano y mantenerse saludable mientras lo hace.

1. Asegúrate de estar hidratado. La deshidratación puede hacer que correr en el calor sea mucho más difícil. Beba muchos líquidos antes de correr y lleve consigo una botella de agua durante el entrenamiento.

2. vístete para el clima. Evite usar ropa que sea demasiado pesada o restrictiva. las capas son la clave, ¡y no tienes que pensarlo demasiado! Una amplia variedad de opciones de ropa está disponible en la mayoría de las tiendas de artículos deportivos.

3. deja que tu cuerpo se enfríe después de correr. Si terminas de correr rápidamente, tu cuerpo no tendrá tiempo de enfriarse adecuadamente y podrías experimentar mareos, náuseas u otros efectos secundarios. Permítete al menos 10 minutos para recuperarte antes de comenzar otra carrera.

Vístase apropiadamente para el clima

Cuando el clima comienza a calentarse, muchas personas tienden a olvidarse de la importancia de usar protector solar y mantenerse hidratadas. Sin embargo, una de las cosas más importantes que puede hacer para combatir el calor es vestirse adecuadamente para el clima.

Cuando haga calor afuera, asegúrate de usar ropa que te mantenga fresco. No uses nada que te sobrecaliente. Por ejemplo, no uses un abrigo pesado si no es necesario. En su lugar, elija ropa más liviana que le permita moverse y respirar con facilidad.

Otro consejo importante a la hora de combatir el calor es beber mucha agua. Mantenerse hidratado para que no se deshidrate y aletargado en el calor. La deshidratación puede provocar fatiga y un mayor riesgo de enfermarse.

Por último, asegúrate de tomar descansos de vez en cuando cuando hace calor afuera. Cuando se toma un descanso, puede obtener un poco de aire acondicionado que tanto necesita e hidratarse con líquidos. Esto te ayudará a mantenerte fresco y cómodo durante la parte más calurosa del día.

Evite la exposición al sol

Uno de los factores más importantes que pueden contribuir al golpe de calor es la exposición al sol. Si puedes evitar estar al sol, será mucho más fácil combatir el calor. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a mantenerse seguro durante el verano:

1. ¡Use protector solar todos los días! El protector solar es fundamental para prevenir las quemaduras solares y el cáncer de piel, así que úselo incluso si sale a caminar al parque o al trabajo.
2. ¡Bebe mucha agua! La deshidratación es otra causa común de golpe de calor, así que asegúrese de beber mucha agua durante todo el día.
3. Manténgase hidratado usando dispositivos de enfriamiento como ventiladores o bolsas de hielo.
4. Evite las altas temperaturas y los niveles de humedad. Las altas temperaturas y la humedad pueden aumentar su vulnerabilidad al golpe de calor, así que evite estar afuera cuando la temperatura sea superior a 90 grados Fahrenheit o cuando el nivel de humedad sea superior al 50 por ciento.

Encuentre una zona de enfriamiento para correr

El calor del verano es brutal, pero no tiene por qué ser imposible correr en él. Para combatir el calor, busca una zona de enfriamiento en la que correr. Dependiendo de la época del año, hay varios lugares donde el aire es más frío que el suelo. Puede ser un lago, una piscina al aire libre o un edificio con aire acondicionado.

Subscribe

Related articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here